Un país que ¿merece los gobernantes que tiene?

Un país que ¿merece los gobernantes que tiene?

Editorial 

La editorial del día de hoy, del Comercio, dice claramente “incompetencia permanente”; refiriéndose claramente al presidente Castillo y su entorno palaciego. Nunca como hoy nadie que ama al país en su integridad y quiere lo mejor para la patria puede estar en desacuerdo con dicha editorial.

Estamos ante un presidente incapaz, en medio de un régimen menos que mediocre y con un puñado de gente impresentable que tiene el único mérito de hundir cada vez más el país. Nunca como hoy, todos -izquierda y derecha- pensamos y concluimos que el presidente Castillo debe terminar de quebrar las esperanzas de vida de millones de peruanos de lo cuales ya son miles que abandonan la ilusión de un país mejor y huyen a donde puedan, al exterior, como antes, como en los noventa en que el Perú no tenía futuro y solo un milagro podía salvarnos de lo peor. Hoy ese final infeliz parece cada vez más cerca en caso de que el gobierno continúe destruyendo el país.

Es cierto que la crisis es mundial. Pero no es menos cierto que la gestión de la crisis es local. Y es lo que no termina por entender este miserable gobierno de mediocridad y corrupción. No lo entiende o no lo quiere entender. Y ese país al que juraba gobernar bajo la promesa que “no habría más pobres en un país rico”, parece invertirse; “no hay sino pobres en un país cada vez más pobre”.

El toque de queda de hoy, decretado entre gallos y media noche, nos trajo a la memoria la importancia vergonzosa de la fecha: 5 de abril. “Día del dictador”, como lo han dicho más de uno en las redes sociales. Lo más grave es que hace unos días el Congreso tuvo la oportunidad de poner fin a esta crisis cada vez más gravosa para el país. Y no lo hizo. Bajo componendas diversas como las que hizo “Podemos”, parte de “Acción Popular” y “APP”, este gobierno, con la complicidad de aquellos, sigue destruyendo el país. Ellos pagaran sus culpas, por traidores del pueblo al que siempre se arriman para conseguir los votos. ¡Traidores ganapanes!

La indignación no puede más con nosotros. Debemos luchar desde donde estemos, de modo pacífico pero contundente. Debemos buscar que esta crisis termine y que los incapaces se larguen a seguir haciendo lo que hacían, que no sea mentir y robar, porque de eso ya estamos cansados los peruanos.

CATEGORÍAS
ETIQUETAS
Compartir Esta