Recurso de nulidad N° 896-2019, Lima: “Prueba directa e indirecta en el delito de robo agravado”

Emitida el 04 de noviembre de 2019 por la Corte Suprema de Justicia de la República - Sala Penal Permanente 

Por: Infolegal.pe

Sumilla: Persistencia en la sindicación, detención en cuasi flagrancia, hallazgo del bien objeto de proceso son elementos suficientes para condenar.

Consiste en el recurso de nulidad interpuesto por el encausado Marcelino Giuliano Santillán Chapman y la defensa de Carlos Graciani Arango Soto contra la sentencia del 16 de enero del 2019, que los condenó como autores del delito de robo con agravantes en agravio de Francisco Roberto López Barrón a 12 años de pena privativa de libertad y al pago de 2 mil soles por concepto de reparación civil; con lo demás que al respecto contiene.

Por un lado, Santillán Chapman en su recurso de nulidad formalizado el 18 de enero del 2019, instó la absolución de los cargos. Alegó que si bien el agraviado expresó que los reconocía como autores del delito en su agravio, siempre negó los cargos; que ocasionalmente se encontraban en el lugar de los hechos y cuando observaron que de un carro bajaron personas armadas corrieron, pero fueron capturados por el Serenazgo que no se encontró en su poder arma de fuego alguno o pertenencias del agraviado; que no se solicitó los videos de la zona donde ocurrió el delito.

Por otro lado, la defensa del encausado Arango Soto en su recurso de nulidad formalizado el 30 de enero del 2019, solicitó la absolución de los cargos. Apuntó que su defendido no despojó de sus pertenencias al agraviado; que su patrocinado siempre negó los cargos; que no se acreditó la preexistencia de lo que se dice sustraído; que la declaración del serenazgo no cuenta con la intervención del Fiscal.

Fundamentos destacados:

Sexto: Que, ahora bien, si se tiene en cuenta la firme sindicación de la víctima en sede plenarial y preliminar, la captura en cuasi flagrancia de los imputados y el hallazgo del celular robado al agraviado, no cabe otra opción que sostener que fueron ellos los que cometieron el delito. No se recuperó parte de lo robado, por lo que se trató de un delito de robo con agravantes consumado.

Las pruebas de cargo son definitivas. Se está ante pruebas plurales, fiables, concordantes entre sí y suficiente para enervar la presunción constitucional de inocencia.

Séptimo: Que uno de los encausados, Arango Soto, cuando los hechos, contaba con diecinueve años de edad; por tanto, conforme al artículo 22 del Código Penal y al Acuerdo Plenario 2-2016/CIJ-116, debe disminuirse la pena por debajo del mínimo legal –el otro encausado ya superaba los veintiún años de edad, por lo que es de aplicación esta causa de disminución de punibilidad–. A ambos imputados se les impuso el mínimo legal, pese a que en el hecho concurrieron tres circunstancias agravantes específicas.

Descargue PDF aquí 

Prueba directa e indirecta en el delito de robo agravado
CATEGORÍAS
ETIQUETAS
Compartir Esta