PJ admitió medios de pruebas ofrecidos por la defensa técnica de Nadine Heredia Alarcón.

PJ admitió medios de pruebas ofrecidos por la defensa técnica de Nadine Heredia Alarcón.

Se tiene entre tanto a veintiséis testigos, sesenta y seis ítems de documentos, cinco peritos, entre otros.

El Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional Permanente Especializado en Crimen Organizado, mediante Resolución N° 72 de fecha 01 de noviembre del 2021, admitió los medios probatorios ofrecidos por Heredia Alarcón en el marco del proceso penal que se viene siguiendo en su contra por la presunta comisión del delito de lavado de activos en pretendido agravio del Estado, recaído en el Expediente N° 249-2015.

Se tiene entre tanto a veintiséis testigos, sesenta y seis ítems de documentos, cinco peritos, entre otros.  Respecto a ello  es importante recordar que la investigación radica en virtud a las campañas del año 2006 y 2011 por parte del Partido Nacionalista instrumentalizado por los principales coacusados Ollanta Humala Taso y Nadine Heredia Alarcón quienes habrían recibido dinero o una financiación de dinero maculado del Gobierno venezolano [año 2006], y, por otro lado, dinero que supuestamente salido de la división de operaciones estructuradas en el caso de la segunda campaña [2011].

En ese entendido, recordemos que actualmente el proceso penal se encuentra en etapa intermedia o también llamada etapa bifronte la cual se encuentra regulada en el artículo 344° y siguientes del Código Procesal Penal. Seguido a ello, tengamos presente que, conforme lo señala el profesor César San Martín Castro en su libro “Derecho Procesal Penal – Lecciones”, la etapa intermedia está referida a la serie de actuaciones procesales que tienen lugar desde que concluye la investigación preparatoria hasta la emisión del auto de citación a juicio oral (artículos 343° inciso 1) y 345° del Código Procesal Penal).

Finalmente, el autor refiere que la etapa intermedia tiene una función principal, esto es: “Está destinada a decidir si debe enjuiciarse a una persona, o, en su caso, sobreseer la causa. (…) Se trata de que los intervinientes tomen conocimiento recíproco de las pretensiones jurídicas que se harán valer en el juicio y su sustento probatorio, de esa forma se permite que la defensa se prepare con la antelación suficientes para el inicio de un juicio, de ser la pretensión acusatoria la del representante del Ministerio Público (…)”.

 

Descarga aquí la reoslución

2-11+nadine

 

CATEGORÍAS
ETIQUETAS
Compartir Esta