Martín Vizcarra: dos años

La debilidad de este gobierno han sido sus ministros, si uno saca un promedio de cuantos han estado en los diversos despachos por lo menos son cuatro meses para cada uno de ellos.

Por: Michael Mendieta, (historiador y analista político)

A finales del mes de marzo del 2018 Martín Vizcarra asume oficialmente la encargatura del gobierno del Perú ante la renuncia del expresidente Pedro Pablo Kuczynski envuelto en una crisis política con el aprofujimorismo que buscaba imponer una vacancia y adelantar elecciones que permita que la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori se convierta en presidente.

Las pugnas políticas permitieron que el sector tecnocrático, representado en Vizcarra, se mantenga en el poder. Pero, para lograr ello, se tuvo que establecer una nueva configuración en el Parlamento; marginar a la oposición con el apoyo de los medios de comunicación, periodistas y especialmente la opinión pública que evidenciaba su descontento por las trabas que evidenciaba el bloque mayoritario en el Congreso disuelto.

De forma paralela a estas pugnas el modelo económico se mantenía, nuevos conflictos sociales aparecían en diversos

Población de Valle de Tambo (Arequipa) rechaza ejecución del proyecto de Tía María.

escenarios del país, otros reaparecían como es el caso de Tía María. El Neoliberalismo continuaba ejerciendo su dominio para favorecer a las grandes empresas trasnacionales que lograba grandes concesiones en materia laboral.

Son dos años que, en materia económica, no cumplimos las metas de crecimiento e ingresamos a una etapa de recesión producto de la caída de los precios internacionales de las materias primas (petróleo) y posiblemente a una paralización del sector comercial ante la pandemia del coronavirus.

La debilidad de este gobierno han sido sus ministros, si uno saca un promedio de cuantos han estado en los diversos despachos por lo menos son cuatro meses para cada uno de ellos. Muchos de estos ministros cuestionados por los medios de comunicación, envueltos en escándalos de corrupción. La mayoría de ellos cortoplacistas, tecnocráticos sin tomar en cuenta proyectos de largo aliento. Evidentemente un despacho ministerial debe tener un tiempo prudencial para cumplir tareas que permita el desarrollo del país, con la brevedad que hemos mencionado refleja una fuerte inestabilidad y la carencia de líneas de acción.

El Equipo Especial Lava Jato liderado por el fiscal Rafael Vela.

¿Existe algo positivo de estos dos años?

El trabajo del Ministerio Público con los grandes casos de corrupción como LAVA JATO y los “Cuellos Blancos”, es el “caballito de batalla” de Vizcarra que ha permitido que reciba el apoyo de un sector de la población, aunque directamente no es un aspecto que dependa del gobierno sino del trabajo de fiscales independientes como Rafael Vela o José Domingo Pérez.

Como estadista Vizcarra lastimosamente no ha cumplido las expectativas, de repente nunca pensó en asumir la jefatura de Estado. Ha logrado conducirse de forma correcta en la pugna con el aprofujimorismo permitiendo su desplazamiento. La nueva configuración del Parlamento le va a permitir trabajar con algunas agrupaciones, el partido Morado ha anunciado que ellos serán la bancada oficialista.

Es clave el desempeño de este gobierno en la pandemia del Coronavirus que ya tiene 39 infectados y que van en aumento, considero que su popularidad depende mucho de esta coyuntura. Lastimosamente estamos a puertas del bicentenario que verá el final de un gobierno mediocre.

CATEGORÍAS
ETIQUETAS
Compartir Esta