Establecen aplazamiento y/o fraccionamiento de deudas tributarias.

Ejecutivo aprobó dicho régimen a fin de mitigar el impacto económico por las medidas de inmovilización social para combatir el COVID-19.

Por: Infolegal.pe

El Ejecutivo aprobó, mediante el Decreto Legislativo Nº 1487, el Régimen de Aplazamiento y/o Fraccionamiento (RAF) de las deudas tributarias administradas por la Sunat, que constituyan ingresos del Tesoro Público o de ESSALUD, a fin de mitigar el impacto en la economía nacional debido a las medidas de aislamiento e inmovilización social obligatorio decretadas frente al avance del COVID-19.

Dicha norma, publicada en el diario oficial “El Peruano”, establece que se pueden acoger al RAF las deudas por tributo administradas por la Sunat que sean exigibles hasta la fecha de presentación de la solicitud de acogimiento, así como los saldos de aplazamientos y/o fraccionamientos que a dicha fecha se encuentren pendientes de pago, cualquiera sea el estado en que se encuentren sea que respecto de ellas se hubiera notificado o no una orden de pago, resolución de determinación, resolución de multa u otras resoluciones emitidas por la Sunat.

Los plazos máximos de aplazamiento que se otorgan en el RAF son de hasta seis meses. En el caso de fraccionamiento es de hasta treinta 30 meses.

La tasa de interés es de 40% de la Tasa de Interés Moratorio actual al momento de entrada en vigencia de la resolución de superintendencia a que se refiere el Decreto y se aplica a partir del día siguiente a la fecha de presentación de la solicitud de acogimiento, siempre que se acepte el mismo.

Al final del plazo del aplazamiento se debe cancelar tanto los intereses como la deuda tributaria aplazada. En caso de aplazamiento y fraccionamiento, al vencimiento del plazo de aplazamiento se cancela únicamente los intereses correspondientes a este, debiendo las cuotas del fraccionamiento ser canceladas en la fecha de su vencimiento.

CATEGORÍAS
ETIQUETAS
Compartir Esta
error: El contenido está protegido