El error de tipo vencible en violación sexual de menor de edad.

Por: Infolegal.pe

El error del tipo es la representación errónea de los elementos que integran el tipo objetivo del delito, ya sea en forma de error vencible o invencible. Siendo así, el artículo 14° del Código Penal indica lo siguiente: “El error sobre un elemento del tipo penal o respecto a una circunstancia que agrave la pena, si es invencible, excluye la responsabilidad o la agravación. Si fuere vencible, la infracción será castigada como culposa cuando se hallare prevista como tal en la ley. El error invencible sobre la ilicitud del hecho constitutivo de la infracción penal, excluye la responsabilidad. Si el error fuere vencible se atenuará la pena”.

Teniendo claro este concepto, la jurisprudencia que recae en el recurso de nulidad interpuesto por la fiscal superior contra la sentencia del 19 de julio de 2018, que absolvió a Eloy Andrés Caldas Velásquez (19 años) de la acusación fiscal por el delito de violación sexual de menor de edad, en agravio de la menor (13 años) identificada con la clave número 016-2011.

Respecto de los hechos, se menciona que desde la segunda semana de marzo de 2011 aproximadamente, el imputado Eloy Andrés Caldas Velásquez, mantuvo relaciones sexuales con la menor de edad (clave 016-2011), cuando ambos eran enamorados. Se indica que los hechos se dieron a conocer, cuando la menor huyó de su casa el 23 de abril de 2011 y fue hallada en la vivienda de su tío paterno, con el imputado, el 6 de mayo del mismo año.

La menor, desde su primera manifestación, en presencia de su madre, indicó que se fugó de su domicilio porque tenía problemas familiares, indicando que el primer día estuvo sola y al día siguiente fue a casa del imputado. Luego, el 4 de mayo de 2011 fue a la casa de su tío paterno con el imputado. Manifestó también, que las relaciones sexuales fueron con su consentimiento y que le dijo al imputado que tenía 15 años de edad. De otro lado, el imputado también indicó que la menor fue su enamorada, que las relaciones sexuales fueron consentidas, que la menor huyó de su casa porque tenía problemas con su madre y su padrastro, y que no sabía que tenía menos de catorce años de edad.

En el juicio oral acudió la madre de la menor, quien manifestó que el imputado se enteró de la edad de su hija en la comisaría y que les permitió que siguieran juntos porque su hija lo quería.

Indica el tribunal, que si bien es cierto, la menor tiene 13 años cuando pasaron los hechos, pero no existía certeza que el imputado conociera la edad de la víctima, por la prueba actuada en el juicio. Señala también que el fiscal superior no lo afirmó, mas bien argumentó que el imputado no fue diligente para salir del error en el que se encontraba. No obstante, tal circunstancia conduce necesariamente a la absolución, pues en estos casos no se sanciona la forma imprudente de la comisión.

El Tribunal Superior aplicó correctamente el error de tipo, regulado por el artículo 14, primer párrafo, del Código Penal, por lo que corresponde desestimar el recurso acusatorio. Para culminar, los jueces integrantes de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia de la República declararon “no haber nulidad” en la sentencia del 19 de julio de 2018, mencionada inicialmente.

CATEGORÍAS
ETIQUETAS
Compartir Esta