Día 116: La pelota en cancha del Congreso

El Editorial El Reporte realizó un análisis sobre el mensaje a la nación dirigida por el presidente Vizcarra y sobre la coyuntura actual del país

Fuente: Editorial El Reporte

Ayer, el presidente dirigió un mensaje a la nación (lo analizamos en el Editorial de hoy) e hizo un intento por poner paños fríos en la tensión que venía escalando entre su administración y el poder legislativo. El congreso, por su parte, no ha respondido; sin embargo, sí hay novedades en la Plaza Bolívar: se aprobó en la comisión de Economía el dictamen que permitiría el congelamiento de las deudas bancarias por espacio de 90 días –lo que generaría un tremendo problema financiero en nuestra ya golpeada Economía- y los miembros del Consejo Consultivo de la Comisión de Constitución renunciaron en conjunto tras la respuesta que el domingo se plantease a la posibilidad de someter la inmunidad parlamentaria a referéndum puesta sobre el tablero por el señor Vizcarra el viernes. Habrá que ver si los legisladores toman la rama de olivo y buscan una salida menos lesiva –que los afectados somos los ciudadanos- y se sientan a conversar. Eso es hacer política.

Medio Gol
El presidente hizo lo que pensamos que tenía que hacer: bajó el tono, planteó que sea el propio congreso el que encuentre una ruta hacia una posición intermedia y, además, aprovechó el momento para mostrar el decreto con el que convocaba a elecciones para abril de 2021.

Durante el final de la mañana de ayer se anunció, intempestivamente, que el presidente daría un mensaje a la nación poco después del mediodía. El señor Vizcarra hablaría en medio de una tensísima situación entre los poderes del Estado y –como dijimos ayer– temíamos que se escale en la lucha de fuerzas, básicamente porque no es el momento de enfrascarse en esgrimas de ese tipo: estamos en plena crisis. Y, sin mezquindades, el presidente hizo lo que pensamos que tenía que hacer: bajó el tono, planteó que sea el propio congreso el que encuentre una ruta hacia una posición intermedia y, además, aprovechó el momento para mostrar el decreto con el que convocaba a elecciones para abril de 2021        –esto ha sido aplaudidísimo por la tribuna; nosotros celebramos más lo primero, lo segundo es cumplir con la ley-. Pero regresemos a lo bueno: la posición del presidente podría abrir una ruta de diálogo en la que se replantee la cuestión de la inmunidad y quizás se evalúen mecanismos de remoción de esta más acelerados dentro del propio congreso. Por otro lado, bien harían los congresistas en retroceder en esa iniciativa de quitarle la inmunidad -o el antejuicio- a todo el aparato estatal. Buena parte del problema que al Perú aqueja pasa por la falta de ejecución del dinero público. Y esta falta tiene estribo -claro- en incompetencia, pero también en miedo: imaginen ustedes el nivel de parálisis al que llegaría el Estado si nadie tiene inmunidad funcional. ¿Quién aceptaría ser ministro si –ya con protección- es casi imposible no acabar investigado?

Entonces: bien el presidente en no agudizar más las contradicciones. Buena jugada política la de mostrar el decreto de convocatoria a elecciones -allí no hace más que cumplir lo que estrictamente se le exige-; pero bien que funcionó para llamar la atención y desviarla de la segunda parte del discurso. Y es esta en donde sí tenemos críticas que plantear. Ahora: lo curioso es que lo que nos pareció malo del mensaje no fue lo que dijo, sino –más bien- lo que dejó de decir. Hay dos denuncias concretas sobre las que nadie ha dicho algo desde el ejecutivo: la contratación ilegal en el despacho de la señora Mirian Morales y el cobro de más de 320 mil soles del Estado en tres años por parte del señor Herrera –cuñado del presidente-.

Fuera de lo anterior, es cada vez más escandaloso el silencio con respecto a las cifras oficiales que el Perú publica a través del ministerio de Salud. Ya no solo está el tema de que la comunidad científica internacional no acepta nuestra data –por considerarla espuria al mezclar pruebas serológicas de la peor calidad con un pequeñísimo porcentaje de pruebas moleculares– sino que los datos que publican diariamente los gobiernos regionales en cuanto a contagios (no olvidemos que la salud está descentralizada) ya no cuadran con los que publica el gobierno central. Entonces: ¿mienten 25 gobiernos regionales o miente el gobierno central? Para rematar: hay un exceso de muertes inexplicable registrado en el Sistema Nacional de Defunciones (SINADEF). Sobre eso: mutis. Y ninguna pregunta por parte de la prensa. Ojo que no necesariamente tendría el presidente que responder sobre este asunto. Es, en realidad, responsabilidad directa del ministro de Salud. Pero nada se dijo. Ese silencio hace gran daño.

Los amigos de Escazú

El polémico tratado de Escazú está siendo impulsado a todo vapor por tres conocidas ONG’s, por el ministerio del Ambiente y por las bancadas del Frente Amplio y del Partido Morado. ¿Cuál es la posición de nuestro ministerio de Justicia? ¿Qué opina el ministerio de Defensa? ¿Y Torre Tagle? Estamos hablando de una obligación internacional que supondría la renuncia al ejercicio de jurisdicción en más de la mitad de nuestro territorio soberano. Mucho cuidado con este acuerdo, que persigue fines nobles (aunque ya regulados en el Derecho peruano), pero puede abrir la caja de Pandora –otra vez-.

Empezó la carrera

Ayer, como hemos ya escrito, se hizo público el decreto que convoca a elecciones generales para el mes de abril. En plena pandemia, empieza la carrera por colocar candidatos y listas con las nuevas reglas de juego (las aplicables). Hay algunos candidatos ya anunciados y las encuestadoras publican con alguna frecuencia el pulso del pueblo; sin embargo, los zorros viejos nos advierten que en este país la campaña empieza en enero. Lo anterior es humo. Que la fuerza nos acompañe.

Jaque

La comisión de Economía del congreso ya aprobó el dictamen que congela por 90 días el pago de las deudas a los bancos. A pesar de que no se ha convocado (todavía) a pleno para el día de hoy –pero esto podría pasar en cualquier momento pues el asunto es remoto- ya le tocará al congreso en su conjunto determinar si convierte la crisis económica que agobia a los peruanos en un diluvio sin arca.

(*) El presente informe es de autoría del Editorial EL REPORTE.

CATEGORÍAS
ETIQUETAS
Compartir Esta