Crisis ministerial en el gabinete Zeballos

Crisis ministerial en el gabinete Zeballos

En menos de una semana han renunciado cuatro ministros y se ha cambiado a un procurador, todo por caso Gaseoducto Sur Peruano

Cual castillo de naipes, la demanda de la empresa Odebrecht contra el Estado peruano ha generado una inesperada crisis en el Consejo de Ministros y la salida de varios funcionarios. A un par de días de la renuncia del ministro de Energía y Minas, Juan Carlos Liu, los ministros de Justicia, Transportes y Comunicaciones, y Educación Ana Revilla, Edmer Trujillo y Flor Pablo, respectivamente, presentaron su dimisión al cargo.

Liu se vio obligado a dejar el gabinete Zeballos cuando salió a la luz que fue consultor privado de la constructora brasileña justamente en el cuestionado proyecto del Gasoducto Sur Peruano (GSP). Tras su salida, dio una entrevista en la que aseguró que el procurador Ad Hoc para el caso Lava Jato, Jorge Ramírez lo había contactado para coordinar la reunión con Odebrecht.

Tras esta revelación, el procurador general Daniel Soria Luján quiso poner paños fríos al asunto y, sin siquiera avisarle al propio Ramírez, lo sacó del cargo y reemplazó con su adjunta Silvana Carrión.

La intempestiva salida del procurador generó más incertidumbre que certeza, sobre todo por las contradicciones en la conferencia de prensa ofrecida por Soria Luján, donde aseguró que la actuación de un procurador al defender los intereses del Estado debía ser claros y no generar dudas, pero que la salida de Ramírez era por fortalecer la Procuraduría Ad Hoc y que no se iniciaría ningún procedimiento sancionador en su contra.

 

Rompe su silencio

Las palabras de Daniel Soria parecen haber indignado a Ramírez, que aseguró a IDL Reporteros haber actuado de manera honesta. “Vine a este cargo. Cumplí con mi trabajo. Me voy con algo de frustración por no haber podido culminar las cosas, pero a la vez con un sentimiento de tranquilidad”, indicó.

Pero, no fue su única declaración. La siguiente caería como una bomba dentro del gabinete. Ramírez le aseguró, al medio de investigación Convoca, que fue la hasta entonces ministra de Justicia, Ana Revilla quien realmente gestionó la reunión entre Odebrecht y Liu.

De acuerdo con Jorge Ramírez, cuando supo de las pretensiones de la constructora brasileña de demandar al Estado peruano por el caso del GSP se comunicó con Revilla el 23 diciembre de 2019 para informarle sobre la situación.

Ese mismo día por la noche, habló con el entonces ministro Energía y Minas por teléfono y le informó sobre la controversia con Odebrecht. Liu lo citó el 26 de diciembre en su despacho. Fue en esa reunión que se definió el ya conocido encuentro con representantes de la constructora, la misma que recién pudo darse el 9 de enero de este año y en la que ambos estuvieron presentes.

Según Convoca, en la reunión “Odebrecht solicitó que se firme un acuerdo para ampliar por 6 meses el plazo límite de 3 años que el tratado bilateral entre Perú y Luxemburgo le daba a la subsidiaria de la constructora para presentar su demanda ante el CIADI”.

No es todo, Ramírez declaró que también le informó de las pretensiones de la constructora a la ministra de Economía, María Antonieta Alva, cuyos asesores aseguraron “que ese era un tema que debía verlo la Comisión Especial que asume la defensa del Estado ante el CIADI, presidida por Ricardo Ampuero”.

Asimismo, Ramírez sostuvo que tuvo una reunión posterior con la ministra Alva, Ampuero y el Rafael Vela, en el que Ampuero señaló que Odebrecht debía “pedir formalmente la ampliación del plazo límite para presentar la demanda ante el CIADI”.

El procurador asegura que, además, informó al Consejo de Defensa Jurídica del Estado sobre la reunión que se realizaría con representantes de la constructora y el ministro Liu. “Lo que yo hice fue seguir los canales institucionales para que se defiendan los intereses del Estado. No soy facilitador de ninguna empresa”, resaltó.

 

Castillo de naipes

Un par de horas después de conocerse las declaraciones de Ramírez se supo que Ana Revilla había presentado su renuncia como ministra de Justicia, lo que, para algunos analistas, implica un reconocimiento de culpa de su parte.

Cabe recordar que Daniel Soria Luján fue nombrado procurador general a propuesta, justamente, de Ana Revilla. Y fue quien decidió sacar a Ramírez de la Procuraduría Ad Hoc sin aviso, ni explicaciones. Esto cobra relevancia ante las declaraciones de Ramírez que quien realmente llamó a Liu para la reunión con Odebrecht fue Revilla.

Sin duda han quedado muchas cosas por aclarar. Lo cierto es que estas declaraciones han provocado una crisis en el gabinete. Hasta el cierre de esta nota, ya eran dos ministros más quienes presentaron su dimisión, Edmer Trujillo y Flor Pablo. Las razones de su salida no han sido aclaradas y, desde el Ejecutivo, solo han remitido un comunicado anunciando que hoy, a las 8:45 p.m., se tomará juramente a los nuevos funcionarios.

CATEGORÍAS
ETIQUETAS
Compartir Esta