Corte Suprema de la República se pronuncia sobre el “delito de negociación incompatible” 

Elementos Prueba por indicios 

Por: Infolegal.pe

En Lima el 9 de noviembre de año en curso, la Sala Penal Permanente mediante el Recurso de casación 396-2019, bajo la ponencia del Doctor en Derecho César San Martín Castro, se pronunció sobre el “Delito de negociación incompatible-Elementos Prueba por indicios”.

Al respecto, la presente señala que:

el delito de negociación incompatible es tanto un delito especial propio cuanto un delito de infracción de deber – el agente oficial ha de haber actuado en el proceso de contratación pública con base a un título habilitante y con capacidad de decisión (facultades y competencias para intervenir es ese proceso), por lo que se trata de una situación de prevalimiento.

En ese contexto, solo se requiere que el agente oficial actúe interesadamente, por lo que se está ante un delito de peligro abstracto. Luego el logro de un beneficio económico, propio o de un tercero, no forma parte del tipo penal, no se exige un resultado de lesión o un resultado de peligro, solo ha de probarse la tendencia final del mismo hacia ese logro – no solo se exige el dolo sino además un elemento subjetivo de tendencia: búsqueda de un provecho propio o de un tercero (sentencia casatoria 23-2017). Puede calificarse, incluso como un delito preparatorio en relación con el delito de colusión- ambos tienen su fundamento en deberes especiales atribuidos a los agentes oficiales y están vinculados con contratos u operaciones estatales, pero protege el mismo bien jurídico bajo la infracción de normas de flanqueo- no de las normas principales- en relación al mismo bien jurídico. Es un injusto parcial en relación con el delito de colusión.

Por otro lado, precisan los indicios como primer elemento de la prueba indiciaria son en el sub-lite, los que fluyen de la prueba pericial contable y de la testifical de la Notaría Pública Betalleluz Betalleluz – su acreditación, como quedó señalado, es contundente: no se ha producido una contra prueba sólida.

Asimismo, la inferencia resultante o la presunción judicial respectiva, como segundo elemento de la incidiaria, en razón a lo que la máxima de la experiencia determina (cuando, siendo manifiesto, se admite un postor que no reunía los requisitos para serlo y se le califica con un puntaje al que no tenía derecho, y en un acto con serios cuestionamientos por la Notaría Pública, es obvio que se persigue un interés indebido, al margen de lo que quiere la administración), revela que se está ante hechos circundantes graves y precisos que enlazados, cercanos al hecho indiciable, concordantes entre sí y convergentes.

En cuanto a lo descrito, la presente da lugar a una conclusión inferida categórica: se produjo un interés indebido a favor de un postor y, en su consecuencia, se celebró el contrato público, de ejecución de obra, correspondiente sin base legal. No aparece de autos, por lo demás, contraindicios sólido alguno.

san-martin
CATEGORÍAS
Compartir Esta