Contraloría advierte falta de mantenimiento en estaciones del Metropolitano

Contraloría advierte falta de mantenimiento en estaciones del Metropolitano

Otro aspecto identificado es el incumplimiento de la ATU en la implementación de la señalética necesaria para que los usuarios mantengan el distanciamiento social de al menos 1 metro de distancia.

La Contraloría General recomendó a la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU) adoptar las acciones preventivas y correctivas ante la falta de mantenimiento y conservación de las estaciones y terminales del Metropolitano (COSAC I), la implementación de señalética para mantener el distanciamiento físico ante la COVID-19, y la disposición de puntos de segregación y almacenamiento de residuos sólidos.

Las situaciones advertidas conllevan a limitaciones a la seguridad y accesibilidad de los usuarios del servicio, especialmente a quienes tienen algún tipo de discapacidad, ya que existen deficiencias que podrían ocasionar hechos de inseguridad e inaccesibilidad que pueden preverse y garantizarse para los pasajeros; y debilitan las medidas adecuadas para mitigar la propagación del COVID-19 en las instalaciones del Metropolitano, en menoscabo de los usuarios.

Como se conoce, el Metropolitano es un servicio de transporte de pasajeros mediante buses troncales y alimentadores en el sistema de corredores segregados de buses de alta capacidad, cuyo Concedente y Supervisor es la ATU (antes fue Protransporte hasta su absorción en el 2020). Dicho sistema se compone por buses de transporte rápido que operan cuatro Concesionarios, con 36 estaciones intermedias, 1 estación central subterránea y 2 terminales (norte y sur), uniendo a 18 distritos de Lima Metropolitana.

Según el Informe de Control Concurrente N° 17564-2021-CG/APP-SCC (Periodo de evaluación: del 2 al 17 de agosto de 2021), se realizó visitas a once estaciones: Terminal Matellini (Chorrillos), Domingo Orué (Miraflores), Angamos (Miraflores), Canaval y Moreyra (San Isidro), Canadá (La Victoria), Estación Central (Lima), Dos de Mayo (Lima), España (Lima), UNI (San Martín de Porres), Tomás Valle(Independencia) y Terminal Naranjal (Los Olivos).

De la falta de mantenimiento de las Estaciones y Terminales

Se evidenció, por ejemplo, que existen ascensores, escaleras electromecánicas, luces de emergencia y cámaras de videovigilancia inoperativos o sin mantenimiento, así como falta de señales podotáctiles, que limitan la seguridad y accesibilidad a las estaciones y terminales en detrimento de los usuarios.

Se observaron ascensores inoperativos y sin ruta de acceso para discapacitados en las estaciones Domingo Orué, Canaval y Moreyra, y Dos de Mayo, mientras que en el Terminal Matellini y las estaciones Angamos, Estación Central y Canadá, los ascensores carecían de señales en sistema Braille y señal audible que limitan el acceso a los usuarios con discapacidad visual, en contravención a la Ley General de la Persona con Discapacidad.

Asimismo, la comisión de control evidenció que desde hace ocho meses se encuentran inoperativas las escaleras electromecánicas del Terminal Matellini. Similar situación se observa en la Estación Central, donde tres escaleras electromecánicas están sin funcionar.

Cabe señalar que, la ATU conocía desde enero de 2021 la situación de inoperatividad de ascensores y escaleras electromecánicas, sin que se hayan solucionado las deficiencias a pesar de haberse identificado desde comienzos de este año. Incluso, la ATU informó que el ascensor de Dos de Mayo (sur) tiene doce meses de inoperativo.

De la misma forma, se verificó que las estaciones Angamos, Domingo Orué, Canaval y Moreyra, Estación Central, España y Canadá no cuentan con señalización podotáctil, necesaria para la orientación de personas con discapacidad visual, desde las entradas a las estaciones (rampas), hasta los andenes de embarque. Debido a lo observado, el informe señala que la ATU podría ser sujeto de sanción por parte del Consejo Nacional para la Integración de la Persona con Discapacidad (CONADIS).

Otra situación identificada es la ausencia y/o inoperatividad de extintores contra incendios, como en el caso de las estaciones UNI (embarque N° 2), Angamos (embarques N° 1 y 2) y Canadá (embarques N° 2, 4 y 5), la cual va en contra de lo establecido en la Norma Técnica Peruana sobre Extintores Portátiles.

Asimismo, se evidenciaron luces de emergencia inoperativas en los andenes de embarque del Terminal Matellini y las estaciones Angamos, Canaval y Moreyra y Domingo Orué, situación que contraviene el Reglamento Nacional de Edificaciones y normatividad vigente aplicable.

La comisión también observó que en las estaciones Tomás Valle, UNI, Estación Central y España existen filtraciones de agua cercanas a equipos eléctricos (luminarias y escalera electromecánica), que constituyen un potencial riesgo eléctrico para los usuarios del servicio.

Finalmente, la comisión de control registró que de las 377 cámaras de videovigilancia instaladas en las estaciones y terminales del COSAC I, 147 (que corresponde al 39%) se encuentran inoperativas. Este hecho resta eficacia a la vigilancia ciudadana, contraviniendo la Ley N° 30120, Ley de Apoyo a la Seguridad Ciudadana con cámaras de videovigilancia públicas y privadas, que obliga a la entrega de imágenes y audios de dichas cámaras a la Policía Nacional o al Ministerio Público, en caso de presunción de comisión de un delito o una falta.

 

Conoce el informe de Control emitido por el organismo:

https://apps8.contraloria.gob.pe/SPIC/srvDownload/ViewPDF?CRES_CODIGO=2021CSIC92000107&TIPOARCHIVO=ADJUNTO

 

CATEGORÍAS
ETIQUETAS
Compartir Esta