Conozca cómo funciona la inmunidad parlamentaria en los congresos sudamericanos (Parte I)

Conozca cómo funciona la inmunidad parlamentaria en los congresos sudamericanos (Parte I)

Que países la aplican y en qué se diferencian respecto a la nuestra

La inmunidad parlamentaria no es exclusiva de nuestro Congreso de la República. Sin embargo, hay diferencias respecto a su aplicación.

Argentina
Es bicameral, es decir, cuenta con una Cámara de diputados y otra de senadores. De acuerdo con la ley 25.320, reglamentada el año 2000, los fueros parlamentarios no impiden la indagatoria, procesamiento o elevación a juicio de un parlamentario. Así, el juez, una vez emitida la orden de detención en contra del congresista, deberá solicitar el desafuero ante el Congreso para hacerla efectiva. Solo cuando el legislador haya sido desaforado por la Cámara correspondiente se puede hacer efectivo el arresto.

Bolivia
Cuenta con una Asamblea Legislativa Plurinacional. La Constitución Plurinacional (que entró en vigor el 7 de febrero de 2009) eliminó la inmunidad parlamentaria. Empero, durante su mandato a los asambleístas no se les aplica la medida cautelar de la detención preventiva (en el caso de procesos penales), salvo delito flagrante.

Brasil
También es bicameral. Tanto los senadores, como diputados no pueden ser procesados por sus opiniones, palabras y votos. Además, los miembros del Congreso Nacional (salvo delito flagrante) no pueden ser detenidos o procesados penalmente sin la autorización previa de la Cámara a la que pertenecen. Sin embargo, en mayo de 2018, el Supremo Tribunal Federal de Brasil decidió restringir este “fuero privilegiado” para que solo tenga validez en el caso de “crímenes cometidos en el ejercicio del mandato y en razón de las funciones desempeñadas”.

Chile
Al igual que en el caso brasileño, es bicameral y los senadores y diputados no pueden ser procesados por sus votos o las opiniones que emitan en el desempeño de sus cargos o durante las sesiones de alguna comisión. La diferencia con el país vecino es que estos no cuentan con una inmunidad parlamentaria como tal, por lo que pueden ser procesados previa autorización del Tribunal de Alzada de la jurisdicción respectiva, o sin necesidad de este si se trata de un delito de flagrancia. En el caso de arresto, el parlamentario debe ser puesto a disposición del ente superior para que decida la suspensión de su cargo.

Colombia
Cuenta con un Congreso de la República conformado por un Senado y una Cámara de Representantes. No pueden ser juzgados por las opiniones y votos que emitan en el ejercicio de sus funciones. Asimismo, la Corte Suprema de Justicia es la única autoridad que puede ordenar su detención en caso de algún delito cometido. Solo procede su arresto cuando se ha “proferido resolución acusatoria y ejecutoriada (art. 267, Reglamento del Congreso)”. Además, el único que puede ejercer una vigilancia superior a la conducta de los congresistas es el Procurador General de la Nación. Otro privilegio con el que cuentan, desde enero de 2018, es la figura de doble instancia, es decir, la revisión de una primera condena en su contra.

CATEGORÍAS
ETIQUETAS
Compartir Esta