Análisis del caso Julio Guzmán: entre lo íntimo y lo privado

Análisis del caso Julio Guzmán: entre lo íntimo y lo privado

Líder del Partido Morado vuelve a poner en debate el tema del interés público

Luego que un programa dominical publicara un video en el que se ve al líder del Partido Morado, Julio Guzmán, salir presuroso de un incendio ocurrido en el departamento donde él se encontraba con una militante de su partido, volvió a ponerse en debate lo íntimo y lo privado de la vida de un personaje público.

Este incidente ¿es parte de la vida íntima del político o es un tema de interés público, sobre todo si se trata del líder de un partido? ¿Cuándo un hecho trasciendo lo privado y puede ser publicado?

De acuerdo con el penalista Luis Lamas Puccio, un personaje público, más aún cuando se trata de un candidato a la presidencia debe mantener una conducta, por lo menos, ceñida a ciertos parámetros éticos-morales.

“En el caso del señor Guzmán si el aspira a tener un cargo de tanta importancia debe tener una conducta ejemplar, no puede ser un ciudadano común y corriente. Porque, si nos abocamos solo al aspecto legal para calificar a una persona, el tema legal en el ámbito político tiene muchísimas limitaciones. Bajo el pretexto que la ley no dice nada uno no podría emitir ningún reproche o calificativo. Por eso, la dimensión política es más amplia, para poder emitir opiniones”, señaló Lamas Puccio.

Para el penalista, si bien el incidente es un tema personal, tratándose de una persona que tiene con proyección política, en alguna medida, involucra el buen sentido de la moral pública. Es decir, tiene que ser una persona que guarda ciertos parámetros en cuanto a su comportamiento, tanto en lo privado como en lo público.

“A diferencia del particular, en la persona pública no solo su vida íntima está ceñida a su vida privada, también lo está al aspecto político porque se trata, justamente, de una persona pública. Por lo que, los estándares respecto a su intimidad son mucho más amplios que la persona común y corriente. El político se debe a su familia y a la sociedad”, sostuvo el penalista.

No hay delito
Respecto a si Julio Guzmán podría ser acusado de abandono de una persona en estado de peligro, Lamas Puccio indicó que esta imputación se da en caso una persona se encuentre en una situación de peligro personal y al no ser auxiliado fallece o sufre heridas graves.

“En este caso no veo una situación de abandono, por lo que no hay ninguna connotación penal. Ahora, lo que se cuestiona es que él abandonó el lugar de los hechos, pero eso está relacionado a esa circunstancia tan personal e íntima que vivía en ese momento, él no quería que trascendiera ningún acto”, finalizó.

CATEGORÍAS
ETIQUETAS
Compartir Esta