Gorki Gonzales Mantilla: el país frente a la pandemia en crisis económica

Por: Gorki Gonzales Mantilla / Artículo de opinión

Enfrentar la pandemia y hacer frente a la crisis económica deben ser el objetivo más importante del gobierno de turno. Sin embargo, al escuchar a Cateriano ayer, queda la impresión de que su perspectiva de la economía está estacionada en la década de los 80: como una frase «básica» del Movimiento Libertad al que él perteneció.

El ministro en cuestión ha dicho en forma reiterada que la riqueza solo se gesta con la intervención de la empresa privada. Esa es su idea para enfrentar la crisis, destrabar los proyectos para que las cosas vuelvan a la normalidad que hacía posible las utilidades. Aquí no existe una nueva normalidad.

Pensar en una política más exigente para la relación entre el Estado y el capital privado, una política que respete los bienes públicos, entre ellos la salud, la educación, la vivienda y los salarios, que impida el aprovechamiento de los grandes capitales a costa de las asimetrías del mercado y que proscriba el abuso de los monopolios privados, no está presente en la idea de la nueva normalidad que se anuncia.

Claro, al ministro le faltaba decir, entonces, que el libre mercado debía desarrollarse sin condicionamientos, sin límites de ningún tipo. Pero eso se desprende de otras declaraciones y, sin duda, de los aplausos de la CONFIEP por ejemplo.

Parece ser una nueva versión, en tiempos de pandemia, del libre mercado. Una perspectiva que se sobrepone al tiempo y a la historia porque para sus seguidores funciona como una creencia, una religión adornada por cierta retórica utilitarista que debe ser impuesta al resto. Esa es la «nueva normalidad» a la que se aspira desde el régimen.

(*) El autor es profesor principal en Filosofía del Derecho y Teoría Constitucional de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

CATEGORÍAS
ETIQUETAS
Compartir Esta